Acapulco como el ejemplo de lo que no se debe hacer con el Coronavirus.

Desde que se anuncio la suspensión de clases por parte de la SEP, muchas familias decidieron tomarlo como un puente vacacional, hecho que no debería de ocurrir ante la contingencia de salud por el coronavirus.

La afluencia de turismo ha tenido una baja, 30% de cancelaciones en reservaciones de hoteles, pero parece no ser preocupante como debería de ser para muchos negocios que AUN siguen abiertos, a lo que el gobierno del estado ya se ha proclamado por las acciones que se están tomando.

Adela Román Ocampo, quien funge como alcaldesa del territorio, mencionó que el cierre de restaurantes, bares, discotecas y demás comercios era opcional, y hasta que no exista una cuarentena obligatoria no va a detenerse la producción económica. Por esto muchos empresarios han decidido mantener sus negocios abiertos y no siguiendo protocolos que deberían de tener.

En Guerrero se han registrado 4 casos positivos con coronavirus, de los cuales 3 están en Acapulco.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});